Liberar el lastre. Retomar el vuelo.

Los niños de Puerto Toro

A 46 km de Puerto Williams está Puerto Toro, en la costa de oeste de la Isla Navarino. Puerto Toro tiene el honor de ser la población más austral del mundo y en ella viven 32 personas, de las cuales 4 son niños de entre 8 y 12 años.

Hasta aquí hemos llegado!

¡Hasta aquí hemos llegado!

Llegamos aquí por casualidad. Una vez al mes el Yaghan continúa su trayecto para llevar provisiones a Puerto Toro. El viaje es gratuito para todos los que venimos desde Punta Arenas y muchos nos volvemos a encontrar en el ferry. El día es espectacular y no queremos ni pensar que sobre nosotros no hay prácticamente capa de ozono. El Beagle parece una “bassa d’oli” y las únicas olas son las que deja la proa del Yaghan rompiendo las frías aguas, abriéndose camino hacia el Atlántico.

El Yaghan viniendo a recogernos sobre un espejo

El Yaghan viniendo a recogernos sobre un espejo

El trayecto en barco es el único modo viable de llegar a Puerto Toro. La carretera es solo un proyecto y caminando se tarda un día por caminos difíciles y mal señalizados. Después del paso MacKinley vemos la Isla Picton, la primera de las tres islas en discordia entre Chile y Argentina en lo que se llama el Conflicto del Beagle y que duró entre 1971 y 1984 y que casi llegó a las manos (o cañones) en 1978. La razón del conflicto no eran tanto las islas como las 200 millas náuticas sobre el Atlántico sur sobre las que dan control. En la actualidad tanto Picton como Lennox y Nueva están habitadas con el único fin de ejercer soberanía, aunque contienen campos minados y el acceso civil está limitado.

En el comedor del transbordador Jana y Bruna matan el tiempo dibujando casitas

En el comedor del transbordador Jana y Bruna matan el tiempo dibujando casitas, entre el madrugón y las prisas Bruna aún va en pijama

Poco después el Yaghan comienza a hacer maniobras para atracar junto al muelle de Puerto Toro. Desde el transbordador solo se ve la pequeña ermita azul y la pista que sube hasta las casas que hay un poco más arriba. En realidad no hay mucho más. Gran parte del grupo que desembarcamos en Puerto Toro se han apuntado a una excursión por la zona. Nosotros nos quedamos en el poblado buscando al maestro, Aldo Padilla González.

Puerto Toro no es mucho más de lo que se ve desde el barco cuando se acerca al puerto

Puerto Toro no es mucho más de lo que se ve desde el barco

La pequeña capilla azul

La pequeña capilla azul

Desde lo alto del pueblo

Desde lo alto del pueblo

Por desgracia el maestro está de vacaciones. Pero podemos conversar con tres de sus cuatro alumnos, Adrián (12), Iván (10) y Benjamín (8). Ellos nos enseñan las instalaciones del colegio G44 de Puerto Toro. El aula, el comedor, el polideportivo, la zona de juegos,… Aunque no saben el nombre de su maestro nos confiesan que les gusta vivir aquí porque es el lugar más lindo, a pesar de que no hay chicas. “Eso es malo”, se queja Adrián.

XXX tenía carar de pillo

Niñas de rosa y niños de azul….

El aula de la escuela G44 de Puerto Toro

El aula de la escuela G44 de Puerto Toro

Jana queriendo imitar a XXX y YYY

Jana queriendo imitar a Benjamín e Iván

Aún nos queda tiempo para pasear un poco por el pueblo y los alrededores. En una peña cercana hay un merendero que vivió mejores épocas y cerca de allí un par de trincheras hechas con planchas de metal como las que se usan para recubrir las casas y camufladas por la vegetación desde las que los soldados chilenos vigilaban la isla de la discordia.  En una bahía al norte se pueden ver preparados los aparejos con los que se pesca (o marisquea?) la centolla.  La temporada fuerte de la centolla es en noviembre. Entonces dicen que aquí pueden vivir un par de cientos de personas, entre las barcazas y los containers convertidos en casas.

Vigilando Picton

Vigilando Picton

Las trampas para la centolla se pueden ver en muchas casas y almacenes de Puerto Williams y Puerto Toro

Las trampas para pesquería de la centolla se pueden ver en muchas casas y almacenes de Puerto Williams y Puerto Toro

El transbordador se nos lleva de vuelta a Puerto Williams. Las gentes de Puerto Toro vuelven a su vida austral y solitaria. Pienso que estos niños no deben vivir muy diferente de como lo hacía mi madre en su pequeña aldea hace 60 años, excepto porque ellos pasan los largos inviernos jugando a la Play.

El día sigue siendo espectacular y no sopla nada de ese viento tan famoso en esta zona. 100 años atrás Puerto Toro era el pueblo más importante de la zona debido a su propia fiebre del oro. Ahora depende completamente del exterior. En el Yaghan no solo volvemos nosotros, también un camión cargado hasta arriba de deshechos, chatarra y basuras. Algún día los niños de Puerto Toro también se irán.

Licencia Creative Commons
"Los niños de Puerto Toro" por Sin piedras en los bolsillos (familia Bosch-Pérez) se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Entradas similares

5 comentarios

  1. maria's Gravatar maria
    10 de enero de 2015    

    I què volen fer aquests quatre nens (que no saben el nom del mestre!?)? Quedar-s’hi? Marxar?
    Espectacular, la foto del yaghan sobre les aigües mirall.
    I la bruna ja ha crescut, no? La veig molt canviada

  2. roger's Gravatar roger
    10 de enero de 2015    

    Quina bona pinta!!! Espectaculars fotos i totes tres feu molt bona cara.
    Segur que va ser una visita molt interessant, tot i les vacances del maestro…
    Petonassos

  3. 11 de enero de 2015    

    HOLA MOLT MACO I INTERESSANT TOT EL QUE EXPLIQUEU US VEIG MOLT FELIÇOS A LES FOTOS, MOLTS PETONS

  4. Arturo's Gravatar Arturo
    26 de febrero de 2015    

    Como entras al aula de la escuela, si ésta se encuentra cerrada sin personal a cargo????

    • 26 de febrero de 2015    

      Hola Arturo
      Una vez al mes el barco de Punta Arenas baja hasta Puerto Toro. En la población es todo un acontecimiento. Además de los carabineros que bajan a controlar la descarga y carga, bajan sus familias, incluyendo los niños, que están encantados de hablar con gente de fuera.
      Lo cierto es que no sabemos quién la abrió, pero hasta donde entendimos era algo como una jornada de puertas abiertas…
      Nosotros hablamos con el presidente de la comunidad (alcalde?) y con los niños.

Deja un comentario

Últimos escritos

Últimos comentarios

Escuelas amigas

Escola dels Encats
Escuela pública, Barcelona

Escola Fluvià
Escuela pública, Barcelona

Escola La Llacuna del Poblenou
Escuela pública, Barcelona

Escola Proa
Escuela concertada, Barcelona

Escola el Roure
Escuela libre, Mediona, Barcelona

El blog en tu email

Webs amigas

[un espai per]
Rincón especial de Begonya Samit

CRAEV
Centro de Investigación y Asesoramiento de Educación Viva

Escuela con cerebro
Un espacio de documentación y debate sobre Neurodidáctica

Milanta
Materiales creativos para la educación

Nosaltres 4 viatgem
Una de nuestras fuentes de inspiración

Vailets Hacklab
Trabajando para que los niños sea co-creadores de su futuro

Viure en família
Revista bimensual sobre educación y familia