Liberar el lastre. Retomar el vuelo.

Hola Vida

Continuamos instalados en Puyo, la puerta a la selva amazónica y las opciones de excursiones son múltiples. Sin mucha reflexión previa optamos por una incursión a la cascada Hola Vida. Debemos aproximarnos en taxi puesto que el único bus de la mañana pasa a las 6 a.m. Sin duda la vida aquí transcurre de sol a sol, todo el mundo se activa muy muy temprano y a partir de las 19h las calles oscuras se vuelven desérticas. El trayecto en coche se hace eterno. El conductor no encuetra el desvío donde empieza el camino a la cascada y Jana se desespera, con cada nueva curva, nuevo mareo. Cae un diluvio espectacular pero el taxista nos anima a seguir adelante: “aquí el tiempo es así, seguro que se arregla”.

Cuando por fin bajamos del auto, el sol brilla imponente y en el cielo azul no hay rastro alguno de la tormenta. El canto de las cigarras confirma el pronóstico de calor y buen tiempo.

Tomamos una pequeña senda que se adentra en la selva y nos enamoramos del paisaje al instante.

P1140679

La vegetación es exhuberante. En el sotobosque tupido infinidad de plantas pelean por conseguir algunos rayos de sol. Los helechos se vuelves gigantes y algunas especies más espaviladas colonizan las ramas de los árboles. Cada árbol constituye un ecosistema en si mismo con decenas de diferentes especies de animales y vegetales. Las lianas y las raices cuelgan cual garlandas. Empezamos a reconocer algunos frutos de la selva que ya provamos en nuestra visita a la comunidad sápara Itia.

P1140672

P1140676

P1140703

P1140690

P1140829

Panal de avispas

Oímos el remor del salto de agua antes incluso de verlo y quedamos boquiabiertos al contemplar la espectacular caida de agua en medio del frondoso verde.

Cascada Hola Vida

Cascada Hola Vida

Ante nuestro asomo comprobamos que el agua no está tan gélida como temíamos y tras unos primeros segundos de impás disfrutamos del impacto de las salpicadas de agua en nuestra espalda.

DSCN0588

DSCN0614

Probando la cámara subacuática

El baño termina con el frío de las niñas y unas gotas de agua que amenazan nuevas lluvias. Volvemos por el mismo sendero y continuamos por la carretera hasta un parador que ofrece almuerzo a base de maito. Probamos, por fin, uno de los platos más típicos de la zona: pescado con yuca envueltos en una hoja y cocidos a la brasa. En nuestro caso iba acompañado de ensalda y patacones. Sabroso, rico y sano.

P1140708

Maito de pescado, plato muy típico de la zona

P1140716

Visita al plato de maito durante el almuerzo

No todos los días tenemos la oportunidad de cumplir un sueño de hace veinte años. Les cuento a mis hijas que siempre soñé con viajar a la selva. Durante muchos años mi habitación de adolescente estuvo decorada con pósters de frondosos bosques, insectos y primates. En medio de la pared había pintado una gran canoa descendiendo por el Amazonas.

Mientras comemos vemos pasar un coche con una canoa de madera a bordo. No tenemos ni prisa ni otros planes, el sol abrasa de nuevo y la oportunidad surge aquí y ahora. El precio es muy asequible y no nos cuesta decidirnos: descendemos en canoa por el río Puyo. El río Puyo se une más adelante al Pastaza, el Pastaza al Marañón y este último tributa al Amazonas. Yo no llegaré tan lejos, pero el agua que nos ha transportado sí lo hará.

P1140721

Aproximación al puerto de descenso en canoa. Aventura con cabellos al viento incluidos.

P1140722

Canoa al agua

P1140733

P1140738

P1140749

Jana feliz en los primeros momentos. Cuando el cauce se vuelve rápido el temor a caer y las generosas salpicadas de agua le hacen tensar la cara. Mientras Bruna grita “más rápido conductor, más rápido”

P1140795

Después de unos cuantos rápidos, la canoa nos deja junto a la comunidad kichwa Kotococha. Nos acercamos a visitarla y nos invitan a entrar a una de la casas habilitadas para la venta de artesanía. La actividad en el poblado es aparentemente poca. A pesar de ello vemos preparados diferentes espacios para recrear el folclore autóctono. Imaginamos que son atractivos turísticos que se ofrecen a las visitas de los tours organizados. Hoy no es el caso.

Nos sorprende la cantidad de adolescentes cargando a sus propios hijos. También contrasta con el paisaje la radio a todo volumen emitiendo música disco latina.

P1140830

Entrada a la comunidad kichwa Kotococha

P1140776

Puente de acceso a la comunidad

P1140771

Edificio kichwa

El regreso a casa lo hacemos en el único bus de la tarde. Quien me iba a contar, hace veinte años, que cuando por fin fuera a la selva lo haría tan bien acompañada. :-)

P1140859

Bonica

P1140809

Jana feliz, cubriendose del sol cual si fuera una autóctona ;-)

P1140832

Esperando el autobus para la vuelta

Licencia Creative Commons
"Hola Vida" por Sin piedras en los bolsillos (familia Bosch-Pérez) se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Entradas similares

2 comentarios

  1. eva's Gravatar eva
    12 de abril de 2015    

    Quina passada!quantes experiències espectaculars!! Una forta abraçada als quatre

  2. Maria's Gravatar Maria
    13 de abril de 2015    

    Sílvia, que bé que hagis pogut viure aquest somni! I, com tu dius, tan ben acompanyada. Les fotos de la selva són molt xules i la cascada espectacular!
    Aprofiteu, aprofiteu!

  1. Sin piedras en los bolsillos – Dejándose llevar en Tortuga Bay on 21 de abril de 2015 at 06:57

Deja un comentario

Últimos escritos

Últimos comentarios

Escuelas amigas

Escola dels Encats
Escuela pública, Barcelona

Escola Fluvià
Escuela pública, Barcelona

Escola La Llacuna del Poblenou
Escuela pública, Barcelona

Escola Proa
Escuela concertada, Barcelona

Escola el Roure
Escuela libre, Mediona, Barcelona

El blog en tu email

Webs amigas

[un espai per]
Rincón especial de Begonya Samit

CRAEV
Centro de Investigación y Asesoramiento de Educación Viva

Escuela con cerebro
Un espacio de documentación y debate sobre Neurodidáctica

Milanta
Materiales creativos para la educación

Nosaltres 4 viatgem
Una de nuestras fuentes de inspiración

Vailets Hacklab
Trabajando para que los niños sea co-creadores de su futuro

Viure en família
Revista bimensual sobre educación y familia