Liberar el lastre. Retomar el vuelo.

A los pies del volcán

“¡Darwin!”

Bajamos hacia el centro de Puerto Varas cargados con las mochilas después de abandonar la que ha sido nuestra casa durante los últimos 6 días, el Hostal Compass del Sur. Delante nuestro tres chicas ríen y gritan el nombre del célebre naturalista.

Detalle de las escaleras que llevan al hostal

Detalle de las escaleras que llevan al hostal

“¡Darwin!”

Sílvia y yo debemos estar pensando lo mismo: “¡Hay que ser friki!”, pero en seguida nos damos cuenta de un detalle importante. La chicas señalan hacia nosotros, más concretamente hacia Jana. La miramos y reconocemos esa sonrisa tímida mezcla de “hablan de mí” y “tierra trágame”.

Estos días hemos descubierto que existe la versión en vídeo de nuestro cuento favorito de este viaje: “Darwin, un viaje al fin del mundo“. El cuento se lo saben de memoria, pero cada noche que lo leemos piden que se lo expliquemos todo, quieren entender todas las palabras, todas las ideas, todo lo que pasó. Esta misma mañana habían estado las dos en uno de los ordenadores del comedor del hostal viendo el vídeo mientras nosotros acabábamos de hacer las maletas. En la mesa de al lado tres chicas chilenas acababan de desayunar.

Darwin presenció la explosión del Osorno de 1834

Darwin presenció la explosión del Osorno de 1834

Los últimos días Jana ha estado mucho más social. Se ha sacudido de encima parte de su timidez, quizá movida por la absoluta desfachatez que a menudo exhibe su hermana pequeña. Ahora, cuando nos encontramos a alguien o llegamos a algún sitio nuevo es la primera en acercarse y decir “Hola, me llamo Jana, tengo 5 años y soy de Barcelona” con un gracioso acento que ha ido construyendo en estos dos meses.

P1090666

Las tres chicas chilenas del desayuno solo han sido una de sus últimas víctimas. Le encanta explicar historias y aún más hacer teorías (eso lo ha cogido de su padre, ejem). La chicas quedaron alucinadas de todo lo que Jana les expicaba sobre Darwin, FitzRoy, el Beagle, Chiloé, el Osorno y los terremotos.

Lo mejor para descargar tensión es jugar a la guerra

Lo mejor para descargar tensión es jugar a la guerra

Puerto Varas ha supuesto un cambio radical respecto las dos semanas de calma en Chiloé. A pesar de no ser más que una pequeña ciudad las aglomeraciones de coches y gente nos han hecho sentir físicamente que habíamos dejado atrás el sur de Chile. Aunque en el fondo Puerto Varas es una ciudad con un cierto encanto que seguramente debe ser mucho más visible fuera de los meses de verano.

La Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús es la segunda imágen más representativa de Puerto Varas

La Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús es la segunda imágen más representativa de Puerto Varas

Paseando por Puerto Varas

Paseando por Puerto Varas

Hitos de piedras en la costa de Puerto Varas

Hitos de piedras en la costa de Puerto Varas

Museo de Pablo Fierro ¿artista con sindrome de Diógenes o Diógenes con síndrome de artista?

Museo de Pablo Fierro. Difícil de catalogar. Hay que verlo.

Escultura junto a la costa

Escultura junto a la costa

¡Helados, refrescos, cerveas y riñones!

¡Helados, refrescos, cervezas y riñones!

También en el tipo de alojamiento notamos la diferencia. No es lo mismo estar en una casa como la de Lucia y Luís que en un hostal plagado de turistas. Aún así hemos estado muy a gusto y Jana y Bruna también. Incluso cuando un error en la reserva nos obligó a dormir una noche en tienda de campaña. ¡Toda una aventura! ¡Al día siguiente las niñas no querían mudarse a una habitación!

Dormir una noche en una "carpa", como dicen aquí: toda una aventura

La aventura de dormir una noche en una tienda de campaña o “carpa”, como dicen aquí. La naranja es la nuestra. Las niñas estuvieron encantadas, mi espalda no tanto…

Jugando en el alfeizar de la ventana de la cocina. Entre semana los mediodías eran muy tranquilos.

Jugando en el alfeizar de la ventana de la cocina. Entre semana los mediodías eran muy tranquilos.

P1100109

¿Soy yo o son muy fotogénicas? ;P

Por supuesto: prueba superada!

Por supuesto: prueba superada!

Toda la zona alrededor del lago Llanquihue fue colonizada por el gobierno de Manuel Bulnes (el mismo que el de la expedición Ancud y el Fuerte Bulnes) a mediados del siglo XIX con colonos alemanes y austrohúngaros a costa de los habitantes Huilliches, una rama de los Mapuches. Hay sutiles pinceladas germanas en forma de cervecerías y tabernas, en la arquitectura y en numerosos apellidos. En Frutillar, al norte de Puerto Varas, está el Museo Colonial Alemán. Una finca restaurada con varios edificios guarnecidos como si en cualquier momento fueran a volver sus habitantes originales de hace 100 años.

Juego de bolos novecentino

Juego de bolos del novecento

Las vistas desde la Casona del Museo Colonial Alemán.

Las vistas desde la Casona del Museo Colonial Alemán.

En Frutillar había una feria rural. Después de lo bien que se lo pasaron las niñas en Notuco repetimos.

En Frutillar había una feria rural. Después de lo bien que se lo pasaron las niñas en Notuco repetimos. Había productos típicos, una ruca (casa) mapuche y animales de granja: ovejas, cabras, gallinas de huevos azules (!!!), conejos,…

... y también gatitos.

… y también gatitos.

Pero si hay algo que marca el entorno del lago, y no es nada sutil, es la imponente figura del volcán Osorno. Desde Puerto Varas o Frutillar la visión del casi perfecto cono nevado del volcán domina el paisaje, reflejado en las calmadas aguas del Llanquihue. Más al oeste, a los pies de la montaña, paseando descalzo sobre la arena negra y roja de la playa de Petrohué, en el lago de Todos los Santos, levantas los ojos y se te eriza el vello de la nuca, casi esperando sentir el rugido del volcán que lleva callado 125 años.

A los pies del Osorno

A los pies del Osorno

Los Saltos del Petrohué, a los pies del Osorno

Los Saltos del Petrohué, a los pies del Osorno

A Bruna hay pocas cosas que le gusten más que meterse en el agua

A Bruna hay pocas cosas que le gusten más que meterse en el agua, aquí en el lago Todos los Santos, en Petrohué

P1100006

Licencia Creative Commons
"A los pies del volcán" por Sin piedras en los bolsillos (familia Bosch-Pérez) se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Entradas similares

9 comentarios

  1. Martín's Gravatar Martín
    7 de febrero de 2015    

    Preciosas foto. Preciosa crónica. Don Xose, ¡¡vaya patillas que se marca usted!! Hay que ver qué bien lo estais pasando. Un abrazo

    • 9 de febrero de 2015    

      Jajaja! Gracias Don Martín!
      Me llaman Lobezno o Wolverine pero yo me identifico más con el Algarrobo de Curro Jiménez.

  2. Joan Boada's Gravatar Joan Boada
    7 de febrero de 2015    

    Nois, les vostres cròniques i fotografies traspuen més felicitat cada dia que passa. Pel que veiem i llegim no es cansa ningú i les noietes menys que menys. Ho he entès malament o ara pujeu directament cap a Valparaiso? Petons a la Jana i la Bruna i una forta abraçada per tots.

    • 9 de febrero de 2015    

      Gràcies Joan. Doncs no vas gens desencaminat però com que anem amb retard amb el blog ja estem més avançats… hauràs d’esperar-te però…

  3. Mar's Gravatar Mar
    8 de febrero de 2015    

    Quina meravella, Silvia!
    Gaudiu a tope! Les nenes recordaran aquest viatge tota la vida! I vosaltres!!
    Petonarros!

  4. MMC's Gravatar MMC
    9 de febrero de 2015    

    Definitivament aquest viatge es el millor regal que podieu fer a les nenes – i a vosaltres mateixos :) Ai ai ai , no se si voldreu tornar… :) torneu eh!!?? Aixo si, tornareu canviats tots plegats… es un d’aquells viatges que et canvien per dins, no?
    petonets i abracades!!!

  5. maria's Gravatar maria
    10 de febrero de 2015    

    Banyar-se amb vistes a un volcà deu imposar, no? Quina enveja de fotos. Aquí fot un fred que pela i enyorem ja la caloreta.

    • 10 de febrero de 2015    

      L’Osorno és realment impressionant. Des de Frutillar o Puerto Varas a més està cap a llevant o sigui que el Sol i la Lluna surten per darrera del volcà. Les casones dels terratinents alemanys de la zona tenen vistes al volcà i ho entenc perfectament. Jo m’hi podria estar hores mirant-lo.

  6. eva's Gravatar eva
    11 de febrero de 2015    

    Impressionant viatge, crònica, experiència,…. comuniqueu una energia increïble!!! Continueu gaudint d’aquests moments irrepetibles!

  1. Sin piedras en los bolsillos – El Calbuco en erupción on 23 de abril de 2015 at 16:41

Responder a MMC Cancelar respuesta

Últimos escritos

Últimos comentarios

Escuelas amigas

Escola dels Encats
Escuela pública, Barcelona

Escola Fluvià
Escuela pública, Barcelona

Escola La Llacuna del Poblenou
Escuela pública, Barcelona

Escola Proa
Escuela concertada, Barcelona

Escola el Roure
Escuela libre, Mediona, Barcelona

El blog en tu email

Webs amigas

[un espai per]
Rincón especial de Begonya Samit

CRAEV
Centro de Investigación y Asesoramiento de Educación Viva

Escuela con cerebro
Un espacio de documentación y debate sobre Neurodidáctica

Milanta
Materiales creativos para la educación

Nosaltres 4 viatgem
Una de nuestras fuentes de inspiración

Vailets Hacklab
Trabajando para que los niños sea co-creadores de su futuro

Viure en família
Revista bimensual sobre educación y familia